hip hoppers de rancio abolengo presentan rolas para el deleite de los aficionados.

Sunday, October 23, 2005

Bienvenidos sean todos a este blog.

Scratchamama es el espacio que dedica Ibero Radio a la difusión y un poco a la desinfexión de la idea preconcebida que tenemos del Hip Hop.

En eso nos especializamos y llevamos ya un rato tratando de mostrar que el Hip Hop es un universo mucho más grande que el propuesto por las grandes empresas del entretenimiento y las comunicaciones, más grande que los corrientes estereotipos gangsteriles o afroamericanos, incluso más grande que cualquier género musical, pues desde sus comienzos ha estado ligado a diferentes manifestaciones artísticas: el graffiti y el breakdance en conjunción con el descubrimiento del "break", que es la idea central en torno a la cual se desarrolló originalmente el Hip Hop: el break funciona así: en la tornamesa A tocas la parte de una canción donde sólo hay batería, un solo, y cuando termina, lo tocas de nuevo desde el principio en la tornamesa B. Y luego lo tocarás en la A. Y así, ad infinitum. El producto final es un beat continuo, en sustitución de una retalía de canciones de cinco minutos separadas por un silencio.

Es un descubrimiento que ha resultado mucho más fructífero que sólo una nueva manera de acercarse a la música de fiesta. Y es posteriormente que comienzan los dijeís a pedirle a algunos M.C.'s (i.e., Maestros de Ceremonias, término original y más correcto para referirse a un rapero) que canten alguna rima por acá y por allá para animar sus fiestas, herencia ésta de los sonideros jamaicanos que algunos años antes habían descubierto el Dub, el lado oscuro de la vida, antecedente indispensable y necesario para comprender el advenimiento del Hip Hop.

Este nuevo movimiento cultural se centró en personas que tienen de trece a dieciocho años. No más. Y desde su origen hasta ahora, el Hip Hop ha tenido el grueso de su ejército de devotos entre los adolescentes.

Comprender al Hip Hop es comprender el mundo en el que vivimos. Y aunque puede resultar pretenciosa la afirmación, algo de cierto tiene.